Piel madura

Algunos signos evidentes que nos permiten identificar una piel madura son: piel fina, seca o deshidratada, falta de luminosidad, flacidez, falta de tonicidad y firmeza, arrugas profundas y aparición de manchas o hiperpigmentación.

23 artículos

23 artículos