Piel sensible

Las personas con piel sensible por lo general presentan eritema (enrojecimiento). Los síntomas pueden incluir sensación de cosquilleo, tirantez, calor o incluso ardor, y con mucha menos frecuencia, prurito (picor). Es muy común que no toleren bien la aplicación de algunos productos en el rostro.

20 artículos

20 artículos